Escort en Valencia venezolana para beso negro

Horario: Día,NocheEdad: 22 años
Nacionalidad: VenezolanaIdiomas: Español, inglés
Medidas: 105x80x93Peso: 66 kg
Estatura: 164 cmPelo: Morena
Pecho: Operado
Servicios
Chicas de CompañíaEscort para parejasGarganta profundaDúplexFetichesFrancés completoGFEEscort a domicilioEscort a HotelBesosLésbicoOrgías sexualesClub swingerTríoBeso negroDespedida de solteroSexo oralPSE
Descripción

Hola guapo, me llamo Bruna y soy una preciosa escort de lujo venezolana, una chica seductora y con grandes curvas con quein gozarás de una experiencia sexual de otro nivel.

Verás en mis fotografías que tengo un físico que llama la atención desde muy lejos, mis ojos verdes te seducirán y mis grandes pechos te volverán tan loco que no querrás dejar de mirarlos ni masajearlos una vez me tengas frente de ti.

Soy una chica que sabe adaptarse a cualquier situación, es por esto que puedo ser tu elegante acompañante para un evento o reunión importante y también puedo ser una escort en Valencia muy complaciente, morbosa liberal.

Mi lista de servicios es muy larga y variada, conmigo podrás disfrutar desde un excitante y húmedo beso negro, un buen francés completo, una Pornstar Experience, hasta apasionados besos y una romántica GFE.

Cielo, no te lo pienses más y ven a hacer realidad todo esto en Felina Valencia, la casa de citas más lujosa de la ciudad. También puedes llamar y solicitar una salida a tu hotel o domicilio. Estaré esperando por ti. ¡Un besito!

Puta VIP venezolana para beso negro en Barcelona, en una cama de hotel, Bruna
Club de alterne y escorts de lujo en Valencia
Felina Valencia
Visítanos

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia

 

+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.