Lumi en Valencia para dúplex lésbico, en lencería blanca, Camila

Escort Colombiana para sexo con fetiches

Horario: NocheEdad: 21 años
Nacionalidad: ColombianaIdiomas: Español
Medidas: 80x55x85Peso: 46 kg
Estatura: 160 cmPelo: Castaña
Pecho: A consultar

Servicios

Chicas de CompañíaTríoEscort para parejasDúplexLésbicoLluvia doradaFetichesStrap OnSexo oralOrgías sexualesBesos

Descripción

Hola amor, ¿Estás buscando una escort jovencita y de físico imponente? ¿Te gustan las mujeres con curvas y provocativas? Me llamo Camila y soy justo lo que buscas...

Como puedes ver soy una mujer que se cuida mucho, poseedora de un cuerpo de infarto. Mis sinuosas curvas, mi suave piel canela y mi pícara sonrisa van a ser tu perdición. Me defino como una chica agradable y cercana, pues soy una mujer abierta de mente con ganas de conocer a hombres apuestos y morbosos.

Espero poder conocerte pronto y poder mostrarte todo mi potencial, en la cama soy una auténtica diosa del sexo que va a hacerte olvidar todos tus problemas del día a día. Te aseguro que conmigo solo vas a disfrutar. En el sexo tengo pocos límites y me gusta probar de todo, aunque lo que más me pone es el sexo con fetiches, la lluvia dorada y los tríos, ya sea con parejas o haciendo un dúplex lésbico con dos escorts de Felina Valencia.

Amor, espero poder conocerte pronto y hacerte disfrtutar como nunca del sexo. Te espero en las lujosas y discretas instalaciones de Felina Valencia, donde todo está cuidado al detalle para que nuestra cita sea todo un éxito. Si lo deseas también podemos quedar en tu piso o hotel, solo tienes que llamar y preguntar por mi.

¡Un besito!

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.