Danna no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Joven escort brasileña en Barcelona

Horario: DíaEdad: 20 años
Nacionalidad: BrasileñaIdiomas: Español, portugués, inglés, italiano
Medidas: 80x60x90Peso: 50 kg
Estatura: 160 cmPelo: Morena
Pecho: Natural

Servicios

Chicas de CompañíaSexo analTríoEscort para parejasClub swingerBesosDúplexFetichesGFEOrgías sexualesStrap OnSexo oral

Descripción

¡Hola amor! ¿Me buscabas? Me llamo Danna y soy una escort brasileña en Barcelona. A pesar de mis 20 añitos sé muy bien como satisfacer tus deseos, aunque si hay algo que no sé, espero que seas tú el que me lo enseñe. Por cuestiones de privacidad, no muestro mi cara completa pero puedo adelantarte que tengo unos ojos muy bonitos. De mi físico destacaría mis irresistibles labios carnosos y mi preciosa melena negra. Mis pechos son totalmente naturales y estoy segura de que te encantarán.

Te invito a hacer realidad conmigo ese sueño erótico que tanto se repite en tu cabeza: disfrutar del sexo anal. Imagínanos a los dos en una de las lujosas habitaciones de La Suite, gozando de un maravilloso griego mientras nos vemos reflejados en los espejos. Te aseguro que será una experiencia tan excitante como la de tus sueños.

¿Quieres que tengamos una cita? Llama a La Suite Barcelona y pregunta por mí. Si quieres asegurarte de que estaré disponible para ti, reserva tu encuentro conmigo. No me hagas esperar mucho, guapo. Un beso.

¿Has estado con Danna?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.