Fabiana no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Sensual escort brasileña

Horario: NocheEdad: 25 años
Nacionalidad: BrasileñaIdiomas: Portugués, español, francés
Medidas: 90x70x93Peso: 53 kg
Estatura: 165 cmPelo: Morena
Pecho: A consultar

Servicios

Chicas de CompañíaBesosDespedida de solteroDúplexFrancés completoLluvia doradaFetichesEscort a HotelStrap On

Descripción

¿Te apetece probar algo nuevo? ¿Qué te parece un encuentro sexual con una sensual escort brasileña en Valencia? ¿Tentador, verdad? Entonces tienes que conocerme. Mi nombre es Fabiana y soy la escort brasileña que buscas. Me considero una chica atenta y complaciente y procuro siempre consentir los caprichos de mis amantes. ¿Qué te parece si empiezo nuestro encuentro practicándote poco a poco un delicioso francés natural? ¿Y si seguimos probando nuevas y excitantes posturas del kamasutra? ¿Tienes alguna fantasía que cumplir? Cuéntamela y me encargaré de que sea una experiencia que no puedas olvidar.

Soy una chica alta, delgada y tengo un cuerpo muy sensual que seguro que te encantará. Conmigo tendrás un encuentro ardiente lleno de caricias y apasionados besos. Debes saber que me encanta deleitar a mis amantes con un atrevido striptease para subir la temperatura. Te prometo que no te arrepentirás.

Deja de imaginarte nuestra velada y atrévete a hacerla realidad. Llama y reserva tu cita conmigo. Estoy deseando complacer tus deseos. Un beso.

¿Has estado con Fabiana?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.