Rocío no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Complaciente escort española

Horario: NocheEdad: 23 años
Nacionalidad: EspañolaIdiomas: Español, catalán
Medidas: 87x68x98Peso: 58 kg
Estatura: 169 cmPelo: Castaña
Pecho: A consultar

Servicios

Chicas de CompañíaSexo analEscort para parejasClub swingerBesosDespedida de solteroDúplexFrancés completoGarganta profundaLésbicoLluvia doradaFetichesOrgías sexualesEscort a HotelEscort a domicilioStrap On

Descripción

¿Buscas una joven escort española que sea complaciente? ¿Una mujer con la que poder disfrutar tanto del sexo más apasionado como del más salvaje? ¿A qué esperas para conocerme? Me llamo Rocío y ofrezco mis servicios como escort en Felina Valencia. Mis amantes me definen como una mujer agradable, atenta y muy educada con la que además de gozar del sexo, también se puede tener una buena conversación.

En la cama me gusta satisfacer los deseos más ardientes de mis acompañantes y el francés es una de mis debilidades. Te volveré loco con mi garganta profunda ¿Te gusta probar cosas nuevas? ¿Te animas a hacer una excitante orgía sexual conmigo y otras de las escorts que colaboran en Felina Valencia? Te aseguro que será la experiencia más placentera de toda tu vida.

Te espero en la casa de citas de Felina Valencia, aunque si lo prefieres, puedo desplazarme hasta tu domicilio o tu hotel. No me hagas esperar, llama y reserva tu cita conmigo. No te arrepentirás.

¿Has estado con Rocío?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.