Brenda no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Puta latina juguetona para sexo, Bárbara

Sexy escort Latina en Barcelona

Horario: Día,NocheEdad: 35 años
Nacionalidad: LatinaIdiomas: Español, inglés
Medidas: 90x60x90Peso: 52 kg
Estatura: 160 cmPelo: Castaña
Pecho: Natural

Servicios

Chicas de CompañíaTríoEscort para parejasClub swingerBesosDespedida de solteroDúplexFrancés completoLésbicoFetichesGFEOrgías sexualesPSEEscort a HotelEscort a domicilioStrap OnSexo oral

Descripción

¿Tienes ganas de experimentar el sexo con una escort latina en Barcelona? ¿Buscan a una mujer con experiencia y que sepa cómo satisfacerte? Me llamo Brenda y soy la chica que estás buscando. Tengo un bonito rostro que siempre verás acompañado de una sonrisa. Piérdete recorriendo mis curvas y encuentra el paraíso entre mis brazos. Te invito a que vivamos juntos una aventura llena de erotismo y sensualidad.

Te llevaré al éxtasis con el movimiento de mi cuerpo mientras disfrutamos juntos de los placeres del sexo. Tu encuentro sexual conmigo será tan placentero que no podrás resistirte a volver a quedar conmigo. Esto es solo una pequeña muestra de lo que puedes hacer realidad conmigo. ¿Te atreves a descubrir lo demás?

En La Suite Barcelona tendremos todo lo necesario para que nuestra cita sea inolvidable. Si prefieres tener más privacidad, podemos vernos en tu casa o tu hotel. No lo dudes más y reserva tu cita conmigo. Un beso.

¿Has estado con Brenda?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.