Helena no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Cariñosa chica latina

Calificación:
Horario: Día,NocheEdad: 28 años
Nacionalidad: DominicanaIdiomas: Español, inglés, alemán, italiano
Medidas: 100x65x95Peso: 58 kg
Estatura: 170 cmPelo: Rubia
Pecho: A consultar

Servicios

Chicas de CompañíaTríoEscort para parejasClub swingerDúplexFrancés completoGarganta profundaLésbicoLluvia doradaFetichesFrancés facialGFEOrgías sexualesPSEStrap On

Descripción

¡Hola guapo! Me llamo Helena y soy una escort latina en Valencia. Quiero que sepas que vengo dispuesta a hacerte gozar del sexo intenso y de calidad. Físicamente soy una mujer de rasgos exóticos, larga melena rubia y ojos provocadores. ¡Soy despampanante! En la cama, me considero una mujer ardiente que sabe cómo satisfacer los deseos de sus amantes más exigentes. Me gusta disfrutar de la sexualidad sin tabúes por eso ofrezco una gran variedad de servicios sexuales.

Conmigo podrás hacer realidad muchas de tus fantasías sexuales que no te atreves a confesarle a nadie. ¿Te apetece un encuentro con una escort GFE? Puedo ser la novia perfecta durante el tiempo que quieras. Solo tienes que pedirlo y te aseguro que será mejor que en tus sueños. Si te apetece también podemos atrevernos juntos a probar algún juguete sexual.

¡Ven a conocerme! Estaré esperándote yo, esa escort latina que te hará flotar. Recuerda, en Felina Valencia guapo. Avísame con algo de tiempo. Un besito.

¿Has estado con Helena?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.