Jennifer no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Escort de lujo española muy pasional

Horario: Día,NocheEdad: 26 años
Nacionalidad: EspañolaIdiomas: Español
Medidas: 85x60x85Peso: 53 kg
Estatura: 161 cmPelo: Rubia
Pecho: Natural

Servicios

Chicas de CompañíaTríoEscort para parejasClub swingerBesosDespedida de solteroDúplexGarganta profundaLésbicoFetichesOrgías sexualesEscort a HotelEscort a domicilioStrap OnSexo oral

Descripción

¡Hola! Hace poco tiempo que estoy en La Suite ofreciendo mis servicios como escort de lujo así que toca presentarme: me llamo Jennifer y soy española. Soy una chica muy guapetona de cara y delgadita y natural de cuerpo. Yo creo que soy una chica muy simpática, súper cariñosa y muy atenta. En mis citas me destaco por ser muy dulce y pasional. ¿Quieres venir a comprobarlo?

Te enseñaré mis mejores encantos... ¿te apetece jugar conmigo? Traigo mis juguetes sexuales y me encantaría mostrarte cómo los uso. ¿Cuál es tu mayor fantasía? Cuéntame todo que me encantaría que te quedaras súper satisfecho con mi cita. Fíjate que ofrezco muchos servicios, desde masajes eróticos o posiciones complicadas del kamasutra a orgías o acompañante a club swinger. Bueno, también me ofrezco como chica de compañía para ir contigo a algún evento, no todo es puro sexo, pero te aseguro que sí sensualidad. Atrévete a quedar conmigo y disfrutemos el uno del otro.

¿Has estado con Jennifer?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos
He leido y acepto los Políticas de Privacidad.

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.