Katrina no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Preciosa escort ucraniana para sexo anal en Valencia, en lencería roja, Katrina

Preciosa escort ucraniana para francés facial

Horario: Día,NocheEdad: 24 años
Nacionalidad: UcranianaIdiomas: Español, inglés, ruso
Medidas: 90x60x96Peso: 60 kg
Estatura: 165 cmPelo: Rubia
Pecho: Natural
Servicios
Chicas de CompañíaFetichesFrancés facialDúplexBesosLluvia doradaDespedida de solteroSexo oralPSELésbico

Descripción

¡Hola bombón! ¿Sueñas con conocer a una chica de compañía ucraniana que haga realidad todos tus deseos sexuales? Me llamo Katrina y soy exactamente la mujer que estás buscando. Soy una escort de lujo ucraniana que va a cautivarte con toda su belleza.

Tengo unos rasgos preciosos que serán difíciles de olvidar y un cuerpazo con exuberantes curvas que llaman al deseo con tan solo mirarlas en fotografías, imagina entonces todo lo que querrás hacerme cuando estemos solos en la habitación. Soy experta seduciendo a mis amantes, sé como volverlos locos con mis sensuales movimientos y mis técnicas como el francés facial o los besos en los labios.

Puedo adelantarte que nuestro encuentro será un momento lleno del más puro placer. ¿Te apetece un profundo sexo anal? ¿una pornstar experience? Todo esto lo tendrás asegurado en nuestra erótica cita. ¿Quieres saber más? Tendrás que venir a verme a Felina Valencia y descubrirlo tu mismo, cariño. ¡Te espero ansiosa!

¿Has estado con Katrina?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos
Visítanos
en Valencia
Visítanos

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.