Marina no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Delicada escort de lujo española

Horario: NocheEdad: 23 años
Nacionalidad: EspañolaIdiomas: Español, inglés
Medidas: 90x65x95Peso: 53 kg
Estatura: 167 cmPelo: Morena
Pecho: A consultar

Servicios

Chicas de CompañíaSexo analTríoEscort para parejasBesosDespedida de solteroDúplexLésbicoLluvia doradaFetichesFrancés facialGFEOrgías sexualesEscort a HotelEscort a domicilioStrap On

Descripción

¡Hola a todos! Me llamo Marina y soy un de bella chica de compañía joven pero muy experimentada en el arte del placer. Conmigo disfrutarás de una escort española como pocas en Valencia. Experta en servicios sexuales de calidad, destacan mi felación sin condón con final facial y mi morboso griego que te hará tocar el cielo. Descubrirás en una agradable velada conmigo que soy un jovencita muy dulce, agradable y educada, se como adaptarme a toda clase de situaciones, pero mis preferidas son las veladas eróticas y sensuales donde pueda dejarme llevar por mi sexualidad y disfrutar de un intenso orgasmo.

También dispongo de servicios más perversos como hacerte de ama sado o representar alguna fantasía sexual secreta que tengas. Conecto con facilidad con mis amantes y me gustaría descubrir con besos las zonas de tu cuerpo que te hagan estremecer. Si decides conocerme viviremos una noche de puro placer, glamour y lujuria en la más estricta intimidad de Felina. Te lo garantizo…

¿Has estado con Marina?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.