Mireia no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Bcn, puta para dúplex, Mireia

Joven escort española

Horario: NocheEdad: 20 años
Nacionalidad: EspañolaIdiomas: Español, inglés
Medidas: 80x60x90Peso: 45 kg
Estatura: 157 cmPelo: Castaña
Pecho: Natural

Servicios

Chicas de CompañíaTríoEscort para parejasBesosDespedida de solteroDúplexFrancés completoLésbicoLluvia doradaFetichesFrancés facialOrgías sexualesEscort a HotelEscort a domicilioStrap OnSexo oral

Descripción

Hola! Me llamo Mireia y soy una escort española jovencita aunque espabilada. Me considero una chica sencilla y muy simpática. Tengo un cuerpo bonito y delgado, de muñequita, porque parece como delicado aunque nada más lejos de la realidad. En la cama puedo ser muy versátil y dar mucho juego. ¿Te apetece quedar conmigo y hacer realidad tus fantasías? Imagínate que repaso le podríamos dar al Kamasutra, teniendo un cuerpecito tan manejable...

Podría ser tu chica de compañía para cualquier evento, al final de la jornada la guinda la pondría yo y que por supuesto sería lo que tú quisieras. Como verás soy bastante completa porque ofrezco no pocos servicios. Además, soy bisexual por lo que puedes venir con tu pareja y montarnos un trío; o si quieres una experiencia de dos chicas dándote placer solo a ti, tengo otras amigas escorts que podrían unirse a nuestro juego. ¿Te animas? Ponte en contacto y pregunta por mi disponibilidad. ¡Te espero, guapo!

¿Has estado con Mireia?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.