Sabrina no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Putas Valencia sexo de pago Mónica

Sensual escort brasileña

Calificación:
Horario: Día,NocheEdad: 25 años
Nacionalidad: BrasileñaIdiomas: Portugués, español, francés
Medidas: 95x65x95Peso: 60 kg
Estatura: 170 cmPelo: Morena
Pecho: A consultar

Servicios

Chicas de CompañíaSexo analTríoClub swingerBesosDespedida de solteroDúplexFetichesFrancés facialEscort a HotelStrap On

Descripción

Oi meu amor! Mi nombre es Sabrina y soy una escort brasileña en Valencia. Soy la chica perfecta para los que quieren disfrutar de la compañía de una mujer inteligente y alegre que les haga olvidar su día a día. Físicamente soy delgada pero tengo unas deliciosas curvas que acompañan a este cuerpo esbelto y dotado de bonitos pechos que te enloquecerán. En mi suave piel encontrarás un paraíso en el que querrás quedarte a vivir. Soy muy femenina, de larga melena, ojos expresivos, elegante y con saber estar. ¡Pero ante todo muy profesional!

Sexualmente soy una chica muy activa. Me gusta disfrutar del sexo libremente y es por eso que ofrezco mis servicios sexuales en Felina Valencia. Seré complaciente y apasionada y me encargaré de que sea tal y como lo has imaginado (o incluso mejor). Una experiencia excitante y muy placentera.

Ya estás tardando en venir a conocerme, guapo. Por si las moscas, reserva tu cita con antelación para asegurar mi disponibilidad. ¡Te espero! um beijo.


¿Has estado con Sabrina?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.