Samanta no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Escort en Valencia a domicilio para parejas, en lencería, Samanta

Sexy escort colombiana.

Horario: DíaEdad: 20 años
Nacionalidad: ColombianaIdiomas: Español
Medidas: 91x70x99Peso: 52 kg
Estatura: 156 cmPelo: Morena
Pecho: Operado

Servicios

Chicas de CompañíaEscort para parejasEscort a domicilioEscort a HotelDespedida de solteroDúplexFetichesLésbicoSexo oral

Descripción

Hola Amor, me llamo Samanta y soy una joven escort colombiana de 20 añitos que acaba de llegar a Felina Valencia para hacerte disfrutar del mejor encuentro sexual de tu vida.

Como puedes ver en mi foto soy una chica de buen cuerpo y con unas sinuosas curvas que te van a dejar loco, mis preciosos pechos operados talla 91 son de lo mejor que podrás encontrar en Felina Valencia.

En la intimidad soy una escort bastante completa y morbosa, me gusta disfrutar del sexo en varias posiciones y practicar el sexo oral. También me gusta disfrutar de una buena ducha erótica o un masaje estimulante, estoy segura de que te va a encantar... Si prefieres una experiencia más completa debes saber que atiendo a parejas y que también podemos hacer un dúplex lésbico con alguna otra escort de Felina Valencia.

Amor, espero poder conocerte pronto en las lujosas y discretas habitaciones de Felina Valencia, la casa de citas más exclusiva, lujosa y discreta de la ciudad... ¿Te lo vas a perder?

¿Has estado con Samanta?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.