Samy no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Joven mujer brasileña muy educada

Horario: NocheEdad: 26 años
Nacionalidad: BrasileñaIdiomas: Español, portugués
Medidas: 105x60x95Peso: 57 kg
Estatura: 167 cmPelo: Morena
Pecho: Operado

Servicios

Chicas de CompañíaTríoEscort para parejasClub swingerDespedida de solteroDúplexLésbicoFetichesGFEOrgías sexualesEscort a HotelEscort a domicilioStrap On

Descripción

Hola mi amor. Mi mirada me delata, soy una joven mujer brasileña simpática y educada, a la que le apasiona el sexo. Los hombres piensan sin remedio en él en cuanto ven mi esbelta y larga silueta. Dicen que las curvas de mi cuerpo les hace volar y evadirse de la realidad por un instante. Dicen que mis bellos pechos operados les hacen soñar con veladas de sexo desbocado. Dicen que mis bonitas nalgas les hacen enloquecer de deseo.

Me puedes llamar Samy, aunque como tu desees, seré quien tu prefieras. Llegué de Brasil a Barcelona, para conocer misteriosos hombres y mujeres dispuestos a disfrutar de buen sexo y buena compañía. ¿Es lo que buscas? ¿Eres tu? Pues por que no llamas y reservas un cita conmigo en La Suite. en tu hotel o domicilio, también hago salidas. Te ofrezco implicación, simpatía, dulzura y, sobre todo, mucha lujuria. Ven preparado para disfrutar del puro placer con cada uno de mis besos y mis caricias.

¡Recuerda! Cuando llames pregunta por Samy, la escort brasileña. Por cierto, te encantará mi servicio de sumisa... Besos.

¿Has estado con Samy?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.