Puta VIP en Valencia para lluvia dorada, desnudo artístico, Soraya

Bella húngara con garganta profunda

Horario: NocheEdad: 27 años
Nacionalidad: EslovenaIdiomas: Español, inglés, francés
Medidas: 85x67x89Peso: 51 kg
Estatura: 166 cmPelo: Rubia
Pecho: Natural

Servicios

BesosDúplexGarganta profundaLluvia doradaFetichesPSEStrap OnGFEOrgías sexualesSexo oral

Descripción

¡Hola chicos! Con la primera impresión verás que soy rubia, bonita y algo tímida... Pero conforme avance nuestra cita descubrirás la auténtica mujer que soy... Una húngara dulce, delicada y mucho más juguetona de lo que puedes pensar. Domino tres idiomas: español, inglés y francés, y aunque no necesito muchas palabras para darte lo que necesitas, podré atender a tus preferencias con total fluidez. Ya sea como chica de compañía a algún acto, evento o cena donde quieras impresionar, o como escort en la intimidad de una habitación privada. Prefiero los encuentros íntimos donde solo está mi amante y yo, pudiendo volcar toda mi atención sobre él. Conmigo no necesitarás otra mujer, mi striptease, mi masaje erótico y mi oral con garganta profunda será suficiente para dibujar una sonrisa en tu cara.

Te garantizo una noche especial en Felina Valencia, donde actualmente me puedes encontrar. No hago salidas ni a domicilio ni a hoteles, pero teniendo un lugar tan discreto y con tantas comodidades no hay excusas para que no vengas a conocerme. Aquí tengo disfraces y juguetes sexuales con los que podemos dejar volar la imaginación. Cuando salgas solo pensarás en esa escort rubia de cara y cuerpo perfectos... No esperes más, y ven cualquier noche a conocerme, lo pasaremos genial... Besos.

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.