Vanessa no está disponible

Puta rubia española para sexo anal en Valencia, en tanga negra, Vanessa

Preciosa escort española para sexo anal

Horario: Día,NocheEdad: 25 años
Nacionalidad: EspañolaIdiomas: Español, inglés, francés
Medidas: 85x65x95Peso: 58 kg
Estatura: 170 cmPelo: Rubia
Pecho: Natural

Servicios

BesosDúplexEscort a HotelFetichesFrancés completoFrancés facialGarganta profundaGFELésbicoOrgías sexualesSexo analSexo oralTrío

Descripción

¡Hola amor! ¿Te apetece pasar una noche única con una preciosa escort de lujo española? Mi nombre es Vanessa y soy una escort española que ha llegado a la ciudad para disfrutar de las aventuras más traviesas en un escenario tan espectacular como Felina Valencia. Me encanta complacer a mis amantes, cumplir fantasías eróticas y satisfacer a los hombres más insaciables.

¿Quieres saber más? Mi clara piel es pura sensualidad y en mi figura fina y elegante te podrás perder durante horas saboreando cada uno de los centímetros de mi cuerpo escultural. La belleza de mi rostro se caracteriza por mi sonrisa radiante y mis profundos ojos que combinan a la perfección la ternura y la picardía. En la cama soy una mujer pasional y sin secretos, me gusta el sexo anal, el francés facial y los hombres con algún fetiche personal, conmigo también es posible hacer un trío o un dúplex lésbico con otra escort.

¡No esperes más que estoy deseando conocerte! Ven a visitarme a Felina Valencia y tengamos una noche inolvidable.

¿Has estado con Vanessa?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.