Verónica no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Ducha erótica con escort, Verónica

Complaciente escort colombiana

Horario: NocheEdad: 25 años
Nacionalidad: ColombianaIdiomas: Español
Medidas: 90x60x90Peso: 53 kg
Estatura: 160 cmPelo: Morena
Pecho: Operado

Servicios

Chicas de CompañíaSexo analTríoEscort para parejasClub swingerBesosDespedida de solteroDúplexFrancés completoGarganta profundaLésbicoLluvia doradaFetichesFrancés facialOrgías sexualesPSEEscort a HotelEscort a domicilioStrap OnSexo oral

Descripción

Me llamo Verónica, ¿qué tal estás? Yo soy de Colombia y soy la chica de compañía complaciente que estabas buscando. Me considero una chica muy atenta, amable y respetuosa. Normalmente me encargo de complacer a mis clientes en lo que me piden, y sé que normalmente cumplo con sus expectativas (de todas formas, cuéntame todo lo que necesitas de mí antes de nuestra cita y así los dos sabremos cuáles son nuestros límites). ¿Que cómo soy físicamente? Pues soy morena de pelo largo, tengo una mirada intensa pero lo que más me gusta de mí es mi buen culo. Ya me encargo de ejercitarlo para que esté prieto y en forma.

Como tú mismo puedes comprobar, soy una escort muy completa y realizo bastantes servicios, ¡el sexo me gusta, sí! Podemos montarnos tú y yo una buena fiesta sexual, sin tabúes ni prejuicios, disfrutando de nuestros cuerpos en una de las lujosas habitaciones de La Suite. ¡Ah! También hago salidas, llama y pregunta por mí.

¿Has estado con Verónica?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.