Violeta no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Escort venezolana completa

Horario: Día,NocheEdad: 33 años
Nacionalidad: VenezolanaIdiomas: Español
Medidas: 100x70x98Peso: 70 kg
Estatura: 165 cmPelo: Rubia
Pecho: A consultar

Servicios

Chicas de CompañíaTríoEscort para parejasClub swingerBesosDúplexFrancés completoLluvia doradaFetichesFrancés facialGFEOrgías sexualesPSEEscort a HotelEscort a domicilioStrap On

Descripción

¡Hola cariño! Si estás agotado de un día o una semana dura y te apetece pasar un momento de diversión y dulzura, yo soy tu mejor vía de escape. Me llamo Violeta y soy una escort de lujo de lo más completa. Vengo de Venezuela y para mí el sexo es la experiencia más satisfactoria que se puede encontrar en esta vida, me gusta satisfacer a los hombres y llevarlos hasta más allá del placer terrenal. ¿Quieres experimentar un momento único?

En mi físico destacan mis piernas largas y bronceadas, tus manos se van a prendar de ellas y no vas a poder dejar de acariciarlas. Te van a encantar mi pelo rubio a media melena y mis larguísimas pestañas, ya estoy imaginando tu sonrisa de satisfacción al verme entrar por la puerta. Así que ya puedes empezar a mirar todos mis servicios porque estoy deseando pasármelo en grande contigo. Sado erótico, francés facial, lluvia dorada, trato de novia, orgías... ¡y un sinfín de placeres!

No te lo pienses más y acércate a Felina Valencia, ¿a qué estás esperando?

¿Has estado con Violeta?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.