Wendy no está disponible

Puta VIP colombiana en Barcelona para sexo con fetiches, con una tanga rosa, Wendy

Escort colombiana con garganta profunda

Horario: DíaEdad: 26 años
Nacionalidad: ColombianaIdiomas: Español
Medidas: 98x70x98Peso: 58 kg
Estatura: 157 cmPelo: Morena
Pecho: Operado

Servicios

Sexo analChicas de CompañíaEscort para parejasGarganta profundaDúplexFetichesFrancés facialGFELluvia doradaEscort a HotelBesosLésbicoOrgías sexualesClub swingerDespedida de solteroSexo oralPSE

Descripción

¡Hola guapo! Si llegaste hasta aquí es porque estás buscando pasar una noche distinta junto a una verdadera experta en el sexo, ¿o me equivoco? Mi nombre es Wendy y soy una escort VIP colombiana de 30 años preparada para todo que quieras hacer.

Soy una mujer muy segura de sí misma, sé exactamente lo que quiero y por eso se me hace fácil complacer a todos mis amantes. Te seduciré con mis técnicas y movimientos de una forma que jamás lo habían hecho y haré que caigas rendido a mis pies. Cariño, cuéntame tus fantasías sexuales más profundas y juntos las haremos realidad. ¿Estás pensando en un profundo sexo anal? ¿o más bien en un sexo oral con garganta profunda? Revisa mi lista de servicios, todo eso y más podrás tenerlo si reservas una cita conmigo.

Ahora no lo pienses más y llámame, nuestra inolvidable velada podemos tenerla en las lujosas instalaciones de Felina Valencia o en el hotel que prefieras. Tu decides, amor.

¿Has estado con Wendy?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.