Zoa no está disponible

Escorts disponibles en Felina

Puta de lujo  latina culona en Barcelona, Zoa

Joven escort latina en Bcn

Horario: NocheEdad: 21 años
Nacionalidad: VenezolanaIdiomas: Español
Medidas: 90x65x95Peso: 60 kg
Estatura: 160 cmPelo: Castaña
Pecho: Operado

Servicios

Chicas de CompañíaTríoEscort para parejasClub swingerDespedida de solteroDúplexFrancés completoGarganta profundaLésbicoLluvia doradaFetichesOrgías sexualesPSEStrap OnSexo oral

Descripción

¿Buscas una joven chica latina en Barcelona? ¿Te gustan las escorts de cuerpo pequeño y manejable? Acabas de encontrar a la chica perfecta para ti. Me llamo Zoa y vengo desde Venezuela dispuesta a satisfacer tus deseos. A mis 21 años, el arte de dar placer tiene pocos secretos para mí, sé cómo complacer a mis amantes y adaptarme a la situación según sus necesidades. Además de una escort atenta e implicada, soy una chica divertida y muy cariñosa. ¿Te gusta lo que lees? Pues esto es solo el principio, el resto lo reservo para nuestro encuentro.

Físicamente soy tal y como me ves en las fotos, mi cuerpo es pequeño y pero está dotado de unas irresistibles curvas por las que querrás perderte eternamente. Mis turgentes pechos te regalarán momentos inolvidables. Conmigo podrás hacer realidad casi todas tus fantasías, ya que ofrezco casi todos los servicios sexuales. ¿Quieres conocerme? Llama a La Suite Barcelona y pregunta por la escort venezolana de tus sueños.

¿Has estado con Zoa?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.