Amor no está disponible

Lumi mulata en Valencia para sexo oral, con en lencería, Amor

Sexy escort puertorriqueña

Horario: NocheEdad: 21 años
Nacionalidad: PuertorriqueñaIdiomas: Español, inglés, portugués
Medidas: 94x62x95Peso: 59 kg
Estatura: 170 cmPelo: Morena
Pecho: Natural

Servicios

Chicas de CompañíaEscort a domicilioEscort a HotelEscort para parejasGarganta profundaDúplexFetichesLluvia doradaBesosLésbicoOrgías sexualesDespedida de solteroSexo oralPSE

Descripción

Hola cielo, ¿Estás buscando una escort con la que disfrutar de un encuentro sexual único? ¿Te gustan las escorts mulatas y jovencitas? Me llamo Amor y soy todo lo que buscas...

Como puedes ver en mis fotos soy una escort con un cuerpo de 10 que derrocha sensualidad por cada poro de mi sedosa piel. Soy una mujer de sinuosas curvas y grandes pechos que va a enamorarte desde el primer momento. 

Mis amantes me definen como una mujer con mucha personalidad y atenta que sabe como tratar a un hombre y hacer que desconecte de su rutina. En la intimidad me gusta disfrutar de unos buenos preliminares acompañados de besos y caricias, el sexo oral, disfrutar del sexo en varias posiciones, sexo con parejas, garganta profunda y si quieres vivir una experiencia sexual única te recomiendo mi Porn Star Experience.

Amor, espero poder conocerte pronto en las lujosas y discretas habitaciones de Felina Valencia, la casa de citas más exclusiva de la ciudad.

¡Un besito!

¿Has estado con Amor?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.