Candy no está disponible

Lumi alemana en Valencia para pornstar experience, con una tanga negra, Candy

Explosiva escort alemana para Pornstar experience

Horario: DíaEdad: 25 años
Nacionalidad: AlemanaIdiomas: Español, inglés, alemán
Medidas: 97x59x96Peso: 52 kg
Estatura: 153 cmPelo: Otro
Pecho: Operado
Servicios
Sexo oralEscort para parejasDúplexBesosLésbicoPSEGarganta profundaLluvia doradaFetiches

Descripción

¡Hola guapo! ¿Alguna vez soñaste con estar con una escort alemana como yo? Pues es tu momento de hacer realidad ese sueño. Me llamo Candy y como verás, soy una mujer que desata pasión con solo verla. Soy una exclusiva escort que llegó a Felina Valencia para demostrarte cómo se vive el buen sexo.

Mis exuberantes curvas y mis firmes pechos te van a hipnotizar, ten por seguro que podrás olvidarlos fácilmente, así como no podrás olvidar los dulces y apasionados besos que te daré con mis labios carnosos. Cariño, soy una experta en el sexo y en el arte de la seducción, así que caerás rendido a mis pies cuando menos lo esperes. ¿Quieres disfrutar de una verdadera pornstar experience? Yo soy tu mejor opción: sexo salvaje, juegos eróticos, disfraces, fantasías y más, mucho más...

No dejes pasar esta oportunidad y acércate a Felina Valencia, tienen las habitaciones más lujosas y discretas de toda la ciudad. Ven y prometo darte la mejor noche de tu vida. ¡Besitos!

¿Has estado con Candy?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos
Club de alterne y escorts de lujo en Valencia
Felina Valencia
Visítanos

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia

 

+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.