Laura no está disponible

Escort de lujo española para ducha erótica en Valencia, en lencería blanca, Laura

Escort madura española para PSE

Horario: Día,NocheEdad: 34 años
Nacionalidad: EspañolaIdiomas: Español, francés, italiano
Medidas: 95x61x95Peso: 58 kg
Estatura: 168 cmPelo: Rubia
Pecho: Operado

Servicios

Chicas de CompañíaEscort a HotelDúplexFetichesLluvia doradaOrgías sexualesTríoSexo oralPSE

Descripción

¡Hola cari! Seguro que estás pensando en pasar una noche de buen sexo con una linda rubia como yo, ¿no es así? Pues estás en el lugar correcto. Me llamo Laura y soy una escort española que te va a volver loco del deseo en cuanto entremos juntos a la habitación.

Cuando de sexo se habla, puedo asegurarte que soy una mujer con muuucho para enseñarte y te lo voy a demostrar comenzando con unos buenos preliminares. ¿Qué te parece si tenemos juntos una ducha erótica donde podremos disfrutar de nuestros cuerpos desnudos, para luego practicarte el mejor sexo oral que te hayan hecho antes? Suena bien ¿no? Y si todavía dudas de mis capacidades, entonces enloquecerás cuando pruebes mi servicio favorito...el Pornstar Experience que te hará llegar a un clímax inimaginable.

Cariño, sé que has estado soñando con esto desde hace tiempo y yo he llegado a Felina Valencia para hacerlo todo realidad. Ven a visitarme a la casa de citas más lujosa de toda la ciudad o llámame para tener un encuentro en tu hotel. ¡No tardes mucho!

¿Has estado con Laura?

Danos tu opinión sobre tu experiencia en Felina Valencia
Para dudas sobre tarifas, disponibilidad, servicios o reservas contacte a través del formulario de contacto.
Cuéntanos

Visítanos en Valencia

FELINA VALENCIA

Calle Naturalista Rafael Cisternas, 6B
46010 Valencia


+34 961 053 154 / +34 677 000 222

METRO
Línea 5 y 7 - Parada Aragón.

BUS
10, 12, 32, 71, 80 y N1.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona gratuita.

TAXI
A 10 minutos en taxi desde el centro de Valencia. Cuidado con los taxistas, algunos intentarán llevarte a otra casa relax o club para cobrar una comisión. No lo olvides, nuestra casa nunca está cerrada.